El piloto boliviano Marco Bulacia, junto con su copiloto, el argentino Marcelo Der Ohannesian, protagonizó una espectacular escena donde su vehículo dio una vuelta completa de campana, pero tuvo la fortuna de caer sobre las cuatro ruedas y sin daños. Finalmente, completó la carrera en tercer lugar y da pelea en el campeonato del WRC2.

Este fin de semana se disputó el Rally de Cerdeña en Italia, donde Marquito Bulacia logró un buen resultado que le permitió a su equipo Skoda, continuar liderando la clasificación de constructores en la categoría WRC2.

Allí, el boliviano pudo finalizar la carrera en tercer lugar, por detrás del finés Huttunen, ganador, y del noruego Mads Østberg, escolta. Pero no fue una prueba sencilla. Ya en los entrenamientos, Bulacia había sufrido un vuelco en el Monday Test. Y luego, el domingo, protagonizó una de las imágenes más espectaculares del fin de semana.

En la SS18, se pasó un poco de largo en una curva y volcó con su vehículo. Afortunadamente, el coche quedó en sus cuatro ruedas y sin daños aparentes. Así, la dupla sudamericana pudo continuar disputando la carrera para asegurarse el podio.

Con estos resultados, Bulacia se acomoda en el tercer puesto de la tabla de pilotos a cinco puntos de su compañero Mikkelsen, en tanto que Skoda continúa liderando con 128 unidades, gracias a esta cosecha del boliviano, luego de que su compañero de equipo deba retirarse el viernes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Red Bull Motorsports (@redbullmotorsports)