El piloto estonio de Hyundai tuvo un accidente en un tramo de alta velocidad tras perder el control y caer por un barranco. Afortunadamente, él y su copiloto se encuentran bien. Vea el video onboard y desde la cámara de un expectador.

El despiste se produjo a unos 170 kilómetros por hora, por lo que el vehículo dio varios tumbos y se detuvo muchos metros más adelante del lugar del despiste. Además, cayó cuesta abajo por un barranco, lo que ocasionó aún más daños en el Hyundai de Tanak.

Esta es el trayecto que recorrió el vehículo fuera de control:

Así quedó el coche: