El Dakar 2023 nuevamente tendrá a Arabia Saudita como única anfitriona

Jun 5, 2022

La organización del Rally Dakar realizó una presentación virtual preliminar del recorrido de la edición 2023 de la carrera más difícil del mundo. Pese a los intentos de sumar más naciones de Medio Oriente, Arabia Saudita fue confirmada como única sede. Todas las novedades, en esta nota.

La cuarta edición del Dakar en Medio Oriente repetirá a Arabia Saudita como anfitriona del 100% de la carrera. Esto lo confirmó ASO en la primera presentación del recorrido, que se realizó nuevamente de forma virtual.

La nación árabe ya ha demostrado, en las tres carreras pasadas, que tiene todo lo necesario, tanto en infraestructura como a nivel deportivo, para albergar una competición de este tipo. El desafío para los organizadores del Dakar 2023 es poder traer novedades, luego de estos tres años, que hagan que la carrera continúe siendo desafiante.

Si bien el lujo y la capacidad hotelera de las principales ciudades de Arabia Saudita son atractivas, ASO espera un retorno a la aventura, dejando de lado algunas de las comodidades que los pilotos y equipos tuvieron el último año y que hizo abandonar en cierta medida el espíritu aventurero de la prueba.

En ese sentido, el trazado presentado de forma preliminar señala un recorrido que tendrá 70% de pistas nuevas con respecto a las ediciones pasadas. Además, el Dakar se adentrará aún más en el Empty Quarter, ese extremo sureste de la península arábiga, que gozará de tres jornadas dakarianas completas.

Serán en total 14 etapas y un prólogo, totalizando 15 días de competencia, del 31 de diciembre al 15 de enero. El objetivo de la organización es poder minimizar los tramos de enlace y sumar más kilómetros de carrera. Así, se espera una media de 450 kilómetros de competencia en cada etapa, desde las costas del Mar Rojo, hasta el Golfo Pérsico en Dammam, de costa a costa.

Tendremos entonces más de 5000 kilómetros de especiales que es, según ASO, la distancia de carrera más larga desde el Dakar 2014. Con campamentos en el desierto y vivacs comunitarios que permitan a los pilotos convivir entre ellos, se espera que ese espíritu aventurero no se pierda.

Más novedades

Con el fin de hacer aún más atractiva la carrera, en el Dakar 2023 habrá interesantes novedades que significan cambios importantes a la hora de analizar el desarrollo de la prueba.

La primera novedad es que se implementará el uso de hojas de ruta aleatorias en algunas etapas, para alentar a los pilotos a que no se dediquen a seguir a sus rivales, sino que deban navegar por su cuenta, respetando el roadbook que la organización dispuso para su jornada. De esta manera, los protagonistas deberán pensarlo dos veces si seguir, o no, al piloto que está delante suyo en la ruta. De lo contrario, podría penalizar varios minutos.

Otro aspecto nuevo para este Dakar será el desdoblamiento de la clasificación general de la categoría motos. Ahora, habrá dos divisionales, una para pilotos oficiales y otra para los entusiastas que viven la aventura. En ese sentido, los primeros serán pilotos “Factory”, y los restantes serán los “Exploradores”.

Sumado a esto, la categoría motos tendrá también una importante modificación que podría ser clave a la hora de definir la clasificación final de la carrera. Uno de los principales problemas al abrir pista, es que los pilotos que salen en primer lugar suelen sufrir el efecto “yoyo”, donde pierden posiciones al ser perjudicados por tener que explorar los primeros kilómetros. Así, hay riders que especulan y se demoran adrede. Es por eso que ASO bonificará a los pilotos que ganen etapas y deban abrir pista al otro día.

Finalmente, el último cambio importante es que todas las categorías contarán con roadbook digital, eliminando el uso de papel en la navegación, reemplazándolo por tablets dentro de los vehículos.

El desafío para el futuro:

Sin dudas una de las cuestiones que ASO deberá atender en los próximos años es cómo poder integrar más naciones al Dakar. La carrera que nació en la edición 1979 gracias a Thierry Sabine tenía como uno de sus principales atractivos el hecho de recorrer una diversidad de países y fronteras que lo hacía más atrapante.

Luego, con su mudanza a Sudamérica, esa particularidad no se perdió, excepto en su última edición, en 2019, donde Perú tuvo el gran privilegio de albergar toda la carrera.

Es probable que Medio Oriente no tenga las facilidades que había en Sudamérica, cuando el bolsillo acompañaba a sus países, para poder tener más de un anfitrión. Pero la necesidad de expandir fronteras está, y habrá que trabajar para ello.

Texto: Luciano Schiffer
Fotos: ASO – DPPI

Si te gusta el contenido de Somos Dakar, apoyanos con un cafecito para poder seguir online

En Argentina:

Invitame un café en cafecito.app

Resto del mundo:

Siguenos en Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: No hay cuenta conectada.

Por favor, ve a la página de ajustes de Instagram Feed para conectar una cuenta.

SUSCRIBETE

    Suscríbete a Somos Dakar

    Finalidad: Suscribirse a Somos Dakar
    Tratamiento: No se comunicarán datos a terceros


    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.