En el homenaje que realizó la organización del Rally Dakar a las provincias argentinas el pasado domingo, una frase del director deportivo de la carrera, Marc Coma, resonó muy fuerte en los fanáticos. Veamos un poco de qué se trata.

No cabe duda de que en enero los corazones de los amantes del rally offroad se acelera durante dos semanas. La pasión y la adrenalina que genera cada etapa del Rally Dakar ya tiene, de por sí, algo metafísico, abstracto y difícil de comprender para el resto de los mortales.

Pero que durante la previa de esta increíble carrera, salga alguien como Marc Coma a decir que la edición que está a punto de comenzar será “histórica y mágica”, ya supera algunos límites. En el buen sentido, ya que los fanáticos no dan más. Quieren que mañana se largue desde Lima.

Repasando un poco las declaraciones del español a lo largo de este 2017, notamos un esfuerzo como nunca antes por tener un recorrido perfecto. La elección de Lima, como punto de partida, no es nada azarosa.

Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

Marc Coma, director deportivo del Rally Dakar. Foto Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

Las dunas dominarán casi al 100% los primeros kilómetros de competencia y tendrán, también en Argentina, algunas etapas donde serán las protagonistas. “Entendemos perfectamente cuál es el perfil de un recorrido correcto para el Dakar”, dijo en marzo de este año Coma en el momento de la presentación del trayecto general.

“La reincorporación de Perú permite tener muchos kilómetros de arena y de dunas. Después el recorrido va evolucionando con dureza en Bolivia y por las altas temperaturas de Argentina. Por lo tanto, para mí, es un recorrido ideal el que vamos a tener en el próximo Dakar”.

Durante las últimas ediciones, los protagonistas tradicionales del rally no vieron con buenos ojos las últimas etapas, a medida que el Dakar se acercaba a las grandes urbes de nuestro continente. A ese respecto, el campeón en motos señaló: “El hecho de terminar en Córdoba nos permite aprovechar al máximo los recorridos por las partes desérticas de Argentina”.

Marc Coma en sus días de piloto. Flavien Duhamel Red Bull Content Pool

Marc Coma en sus días de piloto. Flavien Duhamel Red Bull Content Pool

Y ya en octubre de este 2017, Coma hizo hincapié en la idea de que el recorrido del Dakar puede ir perfeccionándose. “Hay lugares que con el paso de los años adquirieron un perfil completamente de Dakar, como ocurre con Fiambalá que se ha vuelto mítico”.

Continuar leyendo: Dakar 2018: El recorrido

Sin embargo, el tacto con la gente, a diferencia de África, generó un vínculo que es más difícil de explicar:

“Cuando llegamos por primera vez, desconocíamos con qué nos íbamos a encontrar. Pero al hacerlo nos dimos cuenta de esa conexión mágica de la gente con el Dakar”.

Por lo que vemos, lo mágico va más allá del recorrido. Se ve en la gente, en los bordes de los tramos especiales, en los vivacs y en los podios de salida y llegada.

“Si bien el Dakar es una carrera nómade que se tiene que ir reinventando, tiene mucho por descubrir y hacer aquí. Al día de hoy me cuesta mucho pensar un Dakar fuera de Sudamérica”, señaló a la agencia Télam de Argentina.

También mencionó el esfuerzo por cuidar los patrimonios de los pueblos sudamericanos, una de las controversias que siempre rondó por estos lados: “Hemos recorrido muy bien el desierto para lograr un circuito de alta calidad. Se tuvo en cuenta la parte arqueológica, por lo que fue un trabajo titánico hecho con el gobierno peruano”.

Paisajes del Dakar 2017. Dakar 2017. Foto de Marcelo Maragni Red Bull Content Pool

Paisajes del Dakar 2017. Dakar 2017. Foto de Marcelo Maragni Red Bull Content Pool

Conclusiones:

Como vemos en este rejunte preliminar de frases y pensamientos del propio Marc Coma, lo histórico y mágico esta ligado a varios factores. Ya de por sí el Dakar es una cuestión difícil de explicar. El público siempre es más o menos el mismo, pero año a año su compromiso con la carrera va creciendo, ya sea desde acercarse a los campamentos, ayudar a los pilotos en las especiales y enlaces, o quedarse en la ruta toda la noche esperando que pasen sus ídolos.

Por otro lado, la organización debe ir tomando nota de todo esto y preparar carreras que permitan que este contacto con la gente y el terreno sea mucho más fuerte. Las ferias Dakar fueron una buena respuesta a esto. También los esfuerzos de Marc Coma por tener un recorrido mucho más dakariano, haciendo que los fanáticos puedan vivir una experiencia como la que pensó Thierry Sabine allá por los años 80’.

Nota: Luciano Schiffer, Somos Dakar.

Foto de portada: Kin Marcin Red Bull Content Pool. © Red Bull Media House.