El piloto galés impactó de lleno contra el tronco de un árbol que estaba escondido a la salida de una curva y su Toyota Yaris sufrió graves daños. Aun así, la seguridad del vehículo cumplió su parte y salvó su vida.

Tanto Elfyn Evans como Scott Martin se mostraron aliviados luego de sufrir un durísimo accidente a alta velocidad mientras disputaban el Lõuna-Eesti Rally, en Estonia.

Es que pese al fuerte impacto que protagonizaron, ambos salieron ilesos de una situación que puso nuevamente a prueba los elementos de seguridad de los vehículos del WRC.

El siniestro ocurrió a la salida de una curva, transitando en la sexta velocidad y muy cerca de la meta de la quinta especial del día domingo. Allí, el Yaris perdió el control y tuvo múltiples golpes que lo destrozaron, aunque sin complicaciones para la dupla.

Esto dijo Evans tras el accidente al medio DirtFish: «Sabíamos que estos coches eran seguros, pero un accidente como este nos lo confirma todavía más. Los daños en el coche son cosméticos. La carrocería está muy dañada, pero eso vino de pasar entre los árboles. La estructura [de seguridad] del coche se mantuvo perfectamente unida. En este tipo de accidente, te deshaces de la energía más gradualmente en lugar de todo en un gran golpe».

Vea además: Así quedan los autos del WRC luego de sus accidentes

«Giré ligeramente muy temprano hacia una curva», señaló el galés. «Vi la vegetación alta, pero me arriesgué un poco para mantener mi trazada. Probablemente estaba a una rueda del ancho de la carretera en el corte, pero había un tocón de árbol escondido allí”.

«Cuando vas a una velocidad tan alta, no hay mucho que puedas hacer al respecto. Rodamos hacia los árboles en quinta o sexta marcha. No puedo recordar si era quinta o sexta, pero era muy rápido.»

La carrera se disputó como antesala al Rally de Estonia, fecha válida por el campeonato del WRC. Ott Tänak se quedó con la victoria, seguido de Rovanperä, Ogier, Neuville y Lappi.

Video: Karlis Bollverk

Fotos: Twitter @kErtsMaris @alekslesk