El Renault Truck del Mammoet Rallysport y la Ford Ranger de Ourednicek se encontraron a sólo 3 kilómetros de la meta, justo antes de una subida, y no lograron evitar el choque ante la atónita mirada de los espectadores. Uno de ellos, captó el accidente y lo difundió en las redes.

Afortunadamente, no hubo heridos y, pese a los destrozos, Ourednicek fue remolcado para así finalizar la etapa. Ahora, tiene la jornada de descanso para reparar el coche.