Se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Thierry Sabine: conozca al creador del Rally Dakar

Ene 14, 2019

Un 14 de enero de 1986 pasaría a la inmortalidad el Padre del Dakar, el precursor de la carrera offroad más celebre del mundo. En esta nota, un pequeño homenaje al hombre que está detrás de la pasión de millones de personas.

Es increíble ver cómo, año a año, los mejores pilotos de rally cross country del mundo se preparan, durante 365 días, para la prueba más dura del deporte motor. El Rally Dakar despierta pasiones insospechadas en cada rincón de nuestro planeta.

En cada continente, decenas de carreras sirven como preparación para que los más audaces puedan llegar, en las mejores condiciones, a la Odisea del rally. Mientras, millones de fanáticos esperan, con mucha paciencia (aunque a veces no tanto) el momento del podio de largada.

Toda esa pasión, ese sacrificio, esa lucha, ese amor, todo eso es gracias a una sola persona que fue la precursora del Rally Paris-Dakar.

La historia comienza, como si fuera una película, al estilo Hollywood, con una experiencia casual, fortuita y muy traumatizante que cambio su vida para siempre. Fue en el desierto de Teneré durante el rally Abidijan-Niza de 1977. Allí, Thierry Sabine estuvo al borde de la muerte tras pasar varios días perdido con su moto. Afortunadamente, fue rescatado a tiempo y salvó su vida de milagro.

Pero la vivencia fue tan fuerte que despertó algo dentro suyo. Ese espíritu aventurero, de supervivencia y de conexión con lo más crudo del desierto africano lo llevó a idear una competencia apta sólo para los más fuertes.

Así nació la idea del Rally París-Dakar. En ese mismo 1978, bajo la sombra de la Torre Eiffel, 80 autos y 90 motos tomaron salida rumbo a África, para comenzar con la historia deportiva de la prueba más dura del mundo motor.

Siga leyendo:  El Mejor Homenaje a Thierry Sabine.

El éxito del Dakar fue inmediato. Con el tiempo, numerosas personalidades se anotarían para vivir en carne propia las aventuras que llegaban desde los desiertos africanos. Algunos del automovilismo, como Jacky Ickx, Jochen Mass, Jean-Pierre Jabouille y Jean Ragnotti. Hasta de la vida política, como el hijo de Margaret Thatcher, los príncipes Alberto y Carolina de Mónaco, entre otros, fueron algunos de los curiosos que se animaron a participar.

Con el correr de los años, en Thierry Sabine fue creciendo la obsesión por ser el “ángel de la Guarda” de los participantes del Rally Dakar. Así, tomaba su moto o se subía a los helicópteros de la organización en busca de los pilotos perdidos en la inmensidad del desierto. Su espíritu aventurero lo llevaba a eso.

[arve url=»https://www.youtube.com/watch?v=w7O_njYtsWk» /]

Su vida fue corta, intensa y tuvo un final triste, aunque murió en medio de lo que más le gustaba. El 14 de enero de 1986, en pleno Dakar, se subió a su helicóptero junto al cantante Daniel Balavoine, el piloto François-Xavier Bagnoud, y los periodistas Jean-Paul Le Fur, Jean-Luc Roy y Nathalie Odent. Pero volando a baja altura se estrellaron en el desierto, ese que tanto amaba. Todos los integrantes de la aeronave murieron en el acto.

La leyenda de Sabine se agiganta con el paso de los años. Cada historia del Dakar lo hace más grande. Su legado sigue vivo hoy en día. Su deseo de llevar la carrera a todo el mundo se hizo realidad. No sólo con el Rally Dakar, que pasó por África, Sudamérica y ahora Arabia Saudita. Sino también con el resto de las competencias que se desarrollan durante todo el año y en cada continente. Son pruebas que llevan dentro suyo ese espíritu Dakar, tal cual como alguna vez lo soñó Thierry Sabine.

Siga leyendo:  El Mejor Homenaje a Thierry Sabine.

SUSCRIBETE

Suscríbete a Somos Dakar

Finalidad: Suscribirse a Somos Dakar
Tratamiento: No se comunicarán datos a terceros


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Pin It on Pinterest

Comparte esta nota

Comparta esta nota con sus amigos!