Augusto Faure y las grandes dificultades que afrontó para finalizar la Baja 1000

Nov 25, 2021

El piloto argentino fue el primer participante de su país en la difícil categoría Pro Moto Ironman, donde los riders recorren las más de 1200 millas en solitario. A pesar de los problemas que debió sortear, Faure pudo culminar la carrera tras más de 40 horas arriba de la moto y con un gran resultado.

Luego de cumplir su sueño de largar la Baja 1000, el mendocino Augusto Faure tuvo que batallar durante más de 43 horas para completar las 1200 millas de esta 54ª edición de la mítica Baja 1000, la carrera off-road más importante de Norteamérica.

Este clásico del rally recibió por primera vez a un argentino en la categoría Pro Moto Ironman, la misma donde corren los bolivianos Juan Carlos “El Chavo” Salvatierra y Fabricio Fuentes, ya consagrados en esta segunda temporada del Campeonato Mundial del Desierto organizado por Score International.

Para Augusto se sabía que sería una carrera muy complicada. En esta categoría, los riders recorren enteramente la totalidad del trazado en solitario, sin turnos. Al ser la primera vez y sin realizar reconocimientos de los tramos, el argentino se largó a lo desconocido con el objetivo de llegar a meta, cuidando la moto y su físico. Al final, lograría un resultado consagratorio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Somos Dakar (@somosdakar)

“Hemos puesto mucha garra para terminar la carrera” comenzó relatando Augusto Faure a Somos Dakar, haciendo hincapié en que los problemas aparecieron desde el principio: “Es que en la milla 80 de carrera se me rompió la caja de la moto, me quedé sin quinta y sin sexta, así que tenía hasta cuarta nomás”.

“He ido cuidando el motor porque hacía un ruido impresionante. Encima ese primer día, hice de la milla 100 hasta la milla 500 sin asistencia, porque el equipo tuvo problemas con otras motos. Así que llegaba a los reabastecimientos y debía cargar la nafta solo con las personas de la organización”.

En esas primeras 500 millas, a Faure le pasó de todo. Pero con mucho esfuerzo logró sortear cada uno de los problemas que se le fueron presentando.

“Así fue todo ese primer día, de la milla 100 hasta la 500, totalmente en solitario. Se me quedó sin batería la moto y la tuve que subir a un cerro para que arranque. Además, había mucho Fesh-Fesh, y eso hizo que el filtro de aire quede muerto. Cada tanto se paraba la moto”.

Afortunadamente, pudo repararla con piezas de otro corredor: “Recuerdo en una parte que me encontré a un americano que estaba tirado y le pedí prestado el filtro de su moto porque él ya había abandonado, así que se lo puse a la mía. Para arrancar, nuevamente debí empujarla Se puso en marcha y así he andado”.

Así, sobrevivió al primer día, pero llegaba la peligrosa noche del desierto:

“Durante la segunda noche también tuve problemas, hice unas 80 millas sin luces por un problema eléctrico, utilizando solo la luz del casco”.

En la segunda parte, llegó la asistencia de su familia y amigos, apoyo indispensable para poder llegar a meta:

“La primera mitad de la carrera fue de supervivencia, deshidratado, sin agua, muy dura. Después comencé a alimentarme mejor, puesto que pude encontrarme con mi papá y mi hermano y un amigo que me estaban siguiendo”.

“Ahí, en los reabastecimientos, le pude hacer un poco de mecánica a la moto ya que la traía desarmada. Cambié el aceite, puesto que tenía la caja molida, con pedazos de metal por todos lados. Desde allí fui más tranquilo, cuidando el motor y la moto para que llegue a meta”, comentó Faure.

A pesar de todo, la bandera a cuadros lo encontró al final de las 1200 millas. Luego de todo lo vivido, para Augusto, fue un sueño hecho realidad, otro más, poder terminar la carrera: “Realmente fue una experiencia impresionante e increíble la que viví en México”.

Desde el lado deportivo, la carrera de Augusto también fue muy buena. El mendocino logró finalizar la Baja 1000 en 4º lugar, a solo 22 minutos del tercer puesto. De los 13 pilotos que largaron en Pro Moto Ironman, apenas 6 pudieron concluir el recorrido.

El ganador fue el Chavo Salvatierra, que además logró el título de campeón del desierto por sus resultados en la temporada 2021 de Bajas Score International. Su compatriota Fabricio Fuentes culminó en 5º puesto.

Texto: Luciano Schiffer
Testimonios: Luciano Schiffer, Somos Dakar
Fotos: @juanizunino

Si te gusta el contenido de Somos Dakar, apoyanos con un cafecito para poder seguir online

En Argentina:

Invitame un café en cafecito.app

Resto del mundo:

SUSCRIBETE

    Suscríbete a Somos Dakar

    Finalidad: Suscribirse a Somos Dakar
    Tratamiento: No se comunicarán datos a terceros


    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.