Edición 2011 del Rally Dakar, etapa 9. Carlos Sainz y Nasser Al Attiyah eran compañeros de equipo, pero también rivales naturales en una competencia que no daba respiro.

La llegada a Copiapó se convirtió en el campo de batalla de una pelea inolvidable entre las dos Touareg, captada tanto por las cámaras de la organización como por las del público, que miraba atónito lo que ocurría en el desierto.

Y este sprint final en la etapa 9 sería probablente un desquite para el español. Es que Carlos Sainz venía arrasando en la carrera con su Touareg hasta la etapa 8 del Dakar 2011. Sin embargo, en esa octava especial, su vehículo sufrió la rotura de la suspención delantera derecha y perdió cerca de una hora y media en reparaciones.

La Tuareg Nº 300 de Carlos Sainz, que había sido el campeón de la edición 2010 del Rally Dakar.

Lamentablemente, para El Matador, las chances de repetir la victoria del año anterior se esfumaban, pese a haber ganado 4 de las 8 etapas disputadas.

El español no bajaría los brazos. Se impondría en tres especiales más, entre ellas la de la etapa 9, momento en el que se encontró con un Nasser Al-Attiyah que ya venía relajado con la gran diferencia que logró en la clasificación general.

Para el qatarí, la llegada a Buenos Aires significaría la primera consagración en Rally Dakar y el inicio de una exitosa carrera deportiva con más alegrías en el futuro.

Video: © Amaury Sport Organisation – www.aso.fr

Videos de los espectadores:

Texto: Luciano Schiffer

Fecha de publicación original: 12 de diciembre 2017. Actualizada con más datos e imágenes en abril de 2020.