La primera etapa 100% en suelo argentino. Luego los exitosos pasos por Perú y Bolivia, el Dakar 2018 abre los tramos cronometrados en el tercer país anfitrión, que posee varios candidatos a ganar en diferentes categorías.

Tras la suspensión de la jornada 9, vuelven las dunas en una primera parte de la especial que es desconocida. Después, el paisaje comienza a ser familiar para varios de los protagonistas, para finalizar en un ambiente repleto de ríos pondrá a prueba las habilidades de navegación. Carlos Sainz recuerda muy bien lo caro que puede salir encontrar un río seco en plena especial.

Serán 797 kilómetros en total, con 424km de enlace y 373km de tramo cronometrado. Los tiempos de esta etapa serán fundamentales para el orden de salida de la especila “Super Fiambalá”.