Tras siete días de intensa competencia en el desierto, los pilotos locales fueron los que terminaron más fortalecidos tras los problemas sufridos por los principales candidatos.

Ma Hailong fue finalmente el vencedor del primer Dakar Series organizado en China y que les servía a varios pilotos de primer nivel para afinar el ritmo de cara a la principal competición, el Rally Dakar, a disputarse en enero de 2018.

Uno de los candidatos era Giniel de Villiers, que con el equipo oficial Toyota Gazoo Racing lideraba sin problemas hasta la etapa 5. Sin embargo, tras chocar con una roca y romper la suspensión, el sudafricano le dijo adiós a la carrera en la sexta jornada.

Su compañero de equipo, el argentino Lucio Álvarez también abandonó prematuramente, tras completar la etapa 3 con muchos problemas, pero sin resultados en los tiempos de la cuarta especial.

Han Wei, otro de los principales corredores, también sufrió en la especial de 264 kilómetros de la etapa 6, tras inconvenientes mecánicos en su Buggy Geely. Lo mismo sucedió con Aorigele, el piloto chino que había ganado las tres primeras etapas a bordo de su Nissan, se despidió llegando al kilómetro 100.

Así, todo quedó servido para Ma Hailong, que con un rendimiento constante y sin penalizaciones logró triunfar en esta primera edición del Dakar Series en China a bordo de su camioneta Nissan. Segundo dejó a Zhang Ming (SMG Hanwei Team), que con su fuerte penalización (40 mins) quedó a 1m44s del líder. El podio lo completó Chen Feng, dándole a Toyota al menos un tercer puesto.

 Foto: prensa www.dakarserieschinarally.com / GERGELY MAKAI