Sergei Kogogin, CEO de la empresa rusa, afirmó la semana pasada que es probable que el equipo Kamaz no participe del Rally Dakar “por al menos un año o dos”.

Según el titular de Kamaz, la decisión tendría que ver con los cambios en los reglamentos técnicos para las próximas temporadas, que elevaría los costos de la preparación de las unidades.

“Aún así, no renunciaremos a otras carreras. Participaríamos de las demás competencias, pero no del Dakar”.

“En particular, el cambio que se dará en los motores generará que el desarrollo de ellos sea de más de un millón de euros cada uno”, explicó.

Además, agregó que “tan pronto como hemos logrado un motor deportivo competitivo junto a Liebherr, las regulaciones cambiaron y para 2018 requeriremos desarrollar al menos dos camiones con motores de 13 litros”.

“Con toda la buena voluntad del mundo, no tenemos hoy en día la posibilidad de hacer eso”, dijo, y afirmó que para mantener un equipo de rally competitivo se deben invertir al menos 10 millones de euros por año para lograr buenos resultados.

Fuente, Russian News Agenci.