El príncipe qatarí se sintió como pez en el agua en las secas dunas de Perú. Dejó en el segundo lugar a Bernhard Ten Brinke, su compañero en el Toyota Gazoo Racing, mientras que el local Nicolás Fuchs sorprendió con el tercer puesto de su Borgward.

El Rally Dakar 2018 comenzó de la manera que más le gusta a varios de los pilotos de primer nivel que se inscribieron en la máxima cita del mundo offroad: mucha arena y dunas dominaron esta corta especial de sólo 31 kilómetros, que apenas sirvió para aclimatarse.

En ese ecosistema, fue el qatarí Nasser Al Attiyah quien más cómodo se sintió, marcando un tiempo de 21m51s para importe el día de hoy. En segundo lugar quedó su compañero de Toyota Gazoo, Bernhard Ten Brinke, a sólo 25 segundos.

La sorpresa de la jornada la dio Nicolás Fuchs, que con la debutante Borgward quedó a apenas 33 segundos del príncipe. Nada mal para el peruano y para la marca alemana, que se metió de lleno en el Dakar con un podio de etapa.

El top cinco lo completaron los MINI de Bryce Menzies y de Nani Roma, a 38 y 54 segundos respectivamente. También quedó dentro del minuto el sudafricano De Villiers, seguido por el argentino Lucio Álvarez. Hirvonen, Przygonsky y Prokop completaron los primeros 10 lugares, que sorpresivamente no tuvo ningún 3008 DKR Maxi.

Tal vez sea una estrategia de los Peugeot para no tener que abrir pista. Lo cierto es que Sebastien Loeb sufrió un importante retraso de 5 minutos, y quedó en 28º lugar.