Los camiones recorrieron este martes un tramo mucho más corto que el resto de los vehículos por las complicaciones en los caminos del norte argentino. Sólo se limitaron a competir en la última parte del suelo boliviano.

La especial del día fue del holandés Van Der Brink que hizo el mejor tiempo tras pelear palmo a palmo con el argentino Federico Villagra. El de Renault Trucks, terminó venciendo por sólo 17 segundos al de Iveco y por 42 segundos al Kamaz de Nikolaev.

El líder de la general, Gerard De Rooy, perdió algo de tiempo y llegó a 7 minutos, por lo que el primer puesto de la sumatoria total fue heredado por Dmitry Sotnikov.

El piloto ruso de Kamaz tiene igualmente una ventaja muy corta con respecto a sus dos más inmediatos perseguidores. Nikolaev, su compañero, está a 1m46s, mientras que De Rooy marcha tercero a 2n20s.

Más atrás aparece el Coyote Federico Villagra, que sigue prendido pero a 29 minutos. Mardeev, campeón en 2015, perdió toda chance de pelear por la victoria al retrasarse casi 2 horas el día de hoy. De Baar, con su Renault, completa el quinto puesto en la general.