El piloto de Toyota se convirtió en el primer holandés de la historia en ganar una etapa en la categoría autos. Carlos Sainz tuvo un gran día y finalizó por delante de Peterhansel, para tomar más ventaja en la cima de la general.

El Dakar 2018 continúa dando algunas sorpresas. Esta vez, nada menos que en la categoría autos, donde Bernhard Ten Brinke, nueva adquisición de Toyota Gazoo para la carrera más difícil del mundo, se quedó con la Súper Fiambalá. Así, se convirtió en el primer holandés, un país con mucha tradición dakariana, en ganar una etapa.

Con un tiempo de 4h10m54s, Ten Brinke logró superar a Despres, por 4m35s. Contundente victoria para el conductor de una de las tres Hilux oficiales, que además aventajó al líder de la general, Carlos Sainz, por 4m40s.

Detrás del Matador, llegaron Stephane Peterhansel y Nasser Al-Attiyah, a menos de 6 minutos del ganador de hoy. De Villiers, Przygonski, Al Qassimi, Terranova y Lucio Álvarez también se metieron dentro del top 10 de la jornada.

En la general, Carlos Sainz estira su ventaja a más de 50 minutos de Peterhansel, con Al Attiyah a 1h14m. Ten Brinke se suma a la pelea por el podio ante su propio compañero, ya que se encuentra sólo 3 minutos por detrás del qatarí.

Foto de portada: © ASO