Los valores del Rally Dakar encajan a la perfección con las personas que están dispuestas a sacrificar su tiempo libre para demostrar el espíritu aventurero y deportivo. Y si esa experiencia se comparte con amigos, mucho mejor. El Sport Drive Dakar parece ser un fiel ejemplo de ellos.

Corría el año 2005 cuando dos españoles, Josep Nicolás (Piloto) e Ignasi Bosch (Copiloto), decidieron unir sus objetivos para competir en la carrera más difícil del mundo, el Rally Dakar.

Pese a la experiencia previa que habían cosechado, por separado, durante los últimos años en otras ediciones, el desafío no era nada sencillo para este grupo de colegas. Aún así, nació una alianza que se mantiene vigente ¡13 años después!

Somos Dakar tuvo el privilegio de charlar con el equipo y accedió a imágenes hermosas con mucha historia y a testimonio que confirman la camaradería y el espíritu aventurero de estos deportistas.

Thierry Sabine la inspiración:

“El espíritu aventurero, el amor por las carreras y los deportes a motor, la competición Dakar, el mejor rally del mundo y la historia de Tierry Sabine, un ejemplo para nosotros.” Eso respondió “Niko” al hablar de las inspiraciones que llevan a dos personas a correr este rally. No es para menos la mención al creador del Dakar, con todo lo que eso conlleva: perderse en el desierto y que esa aventura lo lleve a organizar una de las carreras más prestigiosas a nivel mundial. En esto se inspiraron Niko y Ñaki para agarrar un coche y codearse con los mejores pilotos offroad de la época.

Sport Drive Dakar, un equipo aventurero de amigos 3

Año 2006 Lisboa-Dakar. Coche Bowler. Josep Nicolás – Ignasi Bosch.

“Al principio, cada uno empezó compitiendo en equipos distintos, aunque para los dos, la primera experiencia fue increíble, inolvidable, única. La primera vez que formamos el equipo Sport Drive juntos fue en el año 2005. Desgraciadamente no pudimos terminar la edición por una avería mecánica, pero eso no nos detuvo. En 2006, 2007, 2008 y 2009 volvimos al Dakar con la misma ilusión que la primera vez. Antes de formar el equipo juntos, no nos conocíamos, fui yo, Niko, que contacté con Ñaki y se lo propuse. Sabía de su existencia porque seguía sus carreras en el Dakar. Desde entonces, no hicimos piloto y copiloto, compañeros y mejores amigos”.

La juventud eterna, el secreto de esta campaña:

Durante algunos años, el Sport Drive estuvo ausente, pero Niko no titubea: “Hemos estado unos años sin competir en el Dakar por cuestiones de trabajo y vida personal, pero este año volvemos con más ganas que nunca. Dispuestos a demostrar que la experiencia y veteranía pueden conseguir lo “imposible”, que dos jóvenes de 55 y 59 años queden entre los tres mejores equipos del Dakar de la categoría UTV”.

“Desde que nos conocimos surgió una gran amistad que nos ha hecho vivir aventuras que quedarán siempre en nuestra memoria. Formamos un gran equipo, conocemos la competición y sentimos lo mismo por ella”.

Sport Drive Dakar, un equipo aventurero de amigos 2018

Futura edición 40. Año 2018. Mismos corredores, amigos inseparables desde hace años que comparten pasión por el Dakar. Coche buggy Yamaha.

Texto: Luciano Schiffer, Somos Dakar.

Fotos: equipo Sport Drive Dakar.