El múltiple campeón de Rally logró la victoria en la etapa 4 del Rally Dakar 2018 tras sacarle poco más de un minuto a Carlos Sainz. Al Attiyah sufrió un importante retraso, mientras que Cyril Despres destrozó la suspensión trasera de su 3008 DKR Maxi.

Tras la largada en fila de cuatro vehículos para la categoría autos, la cuarta especial del Dakar 2018 significó la primera victoria este año para Sebastien Loeb, el gran campeón de WRC que vino a probar suerte al mundo offroad.

Luego de una larga y complicada etapa, el francés se impuso en los cronómetros sobre dos compañeros suyos del Peugeot Sport. Con casi 4 horas de competencia, Loeb dejó detrás a Carlos Sainz, por 1m35s, y en tercer lugar al líder de la general, Stephane Peterhansel, a 3m16s.

Detrás de los DKR Maxi finalizó el finés Mikko Hirvonen, con 34 minutos de demora. Así, queda claro que el nivel de Peugeot en esta etapa no se puede comparar con el del resto.

Aunque no todo es color de rosa para los franceses. Es que Cyril Despres, otro de los animadores del Dakar 2018, quedó fuera de carrera tras romper la suspensión trasera derecha. Tras esperar el camión de asistencia, desde el equipo evalúan que la mejor solución es abandonar el rally.

Volviendo a los resultados, en 5º lugar llegó el sorprendente Eugenio Amos, que con su buggy está repitiendo la gran labor del Silk Way Rally, donde finalizó 4º y se llevó una victoria de etapa. Detrás de él, otro privado, Khalid Al Qassimi, también obtuvo un gran resultado con el sexto lugar.

La mejor Toyota y el mejor sudamericano del día es la Hilux del argentino Lucio Álvarez, que quedó en 7º puesto a 41 minutos de los líderes. Detrás de él quedó el piloto oficial Bernhard ten Brinke. Sus compañeros, Nasser y De Villiers, tuvieron una jornada para el olvido.

Ambos sufrieron varios pinchazos y complicaciones que los alejan mucho de la cima de la carrera. Aún así, el qatarí afirmó que tendrá que salir a presionar para revertir la situación.

Foto: Red Bull Media House