© Red Bull Media House

El campeón del Rally Dakar 2017 llevó a cabo una jornada de entrenamiento extremo en una de las zonas más frías del mundo. Se trata de la localidad de Kírovsk, situada en la región de Múrmansk, donde la temperatura mínima puede llegar a los 40º bajo cero en invierno, con una media de 16º.

Con respecto a lo deportivo, Eduard Nikolaev condujo el feroz Kamaz-Master por la nieve, a una velocidad de hasta 140 kilómetros por hora.

Con la mira puesta en el Silk Way Rally 2017, el Rally de la Seda, el campeón sostuvo que “las condiciones de nieve profunda son comparables a la arena del desierto de Sudamérica o África. Para el equipo es grandioso demostrar estas habilidades de conducción, de cara a las dunas del Silk Way”.