La organización del Rally Dakar 2018 realizó un comunicado especial para dar cuenta de las razones por las que se suspendió la etapa Chilecito – San Juan. La misma no había sido bien recibida por los fanáticos locales, que creen que se perjudica la carrera de Kevin Benavides.

A continuación, dejamos adjunta la carta que envió ASO a Somos Dakar a través de un correo electrónico:

“Tras haber estudiado detenidamente las condiciones de seguridad de la carrera de motos y quads mañana, y a pesar de las modificaciones ya anunciadas esta tarde, tras haber escuchado la opinión de los participantes, reunidos en el bivouac maratón de Fiambalá, la Dirección de Carrera ha decidido anular el tramo especial de motos y quads de la etapa 12.
La primera moto partirá en enlace desde Fiambalá hasta el bivouac de San Juan a las 6h00.
La carrera de autos y camiones se desarrollará con total normalidad”.

Si bien la explicación queda algo corta, desde la organización también habían dicho que las malas condiciones climáticas que se esperan para esta madrugada pueden complicar especialmente a los pilotos de motos y quads. Esto es así, puesto que primero largarán los autos y camiones, por lo que el trazado quedará muy destruido a causa del paso de estos vehículos.

Los seguidores de la carrera, especialmente los argentinos, vieron con malos ojos esta suspensión, debido a que los principales perjudicados son Kevin Benavides, el piloto local, y Toby Price, que parecen ser, a priori, los únicos que tienen chances concretas de superar a Matthias Walkner, el flamante líder de la general después del excelente trabajo que realizó las últimas dos etapas.

Con la suspensión, Benavides y Price tienen por delante cerca de 570 kilómetros cronometrados entre las dos etapas restantes (San Juan – Córdoba y Córdoba – Córdoba) para dar vuelta la contienda e intentar llevarse la victoria.

Walkner aventaja a Benavides por 32 minutos, mientras que Price marcha tercero a 39 minutos.

Foto: © ASO