La espera fue de casi 10 horas para el equipo Autolife Dakar (#376) en la final de la especial Uyuni – Salta. La incertidumbre y la ansiedad rondaba en el ambiente por no tener noticias de los nuestros.

3 AM: Roman Starikovich y Bert Heskes aparecieron, tirando un vehículo. 70Km ayudando a dos guerreros argentinos que se habían quedado en el camino.

“En un momento la liga se cortó y ellos se fueron sin darse cuenta”, relata Fernando Acosta, navegante de la Hilux 371. “Imagínate en qué idioma puteábamos. Nos quedábamos sin Dakar”, agregó.

“Ellos solos volvieron, ni te imaginas nuestra cara de alegría y que agradecidos somos con dios de encontrar gente así en el camino, sin ellos hoy no somos nada” concluyó Fernando, que junto a Gastón Pasten cumplieron su objetivo con la ayuda Roman Y Bert.

Por Maira Pierce, fotógrafa del equipo Autolife Dakar