El piloto argentino Federico Villagra aprovechó la gran pérdida de tiempo del ruso Eduard Nikolaev para instalarse en la cima de la clasificación general. Fue segundo en la etapa de hoy, ganada por el bielorruso Viazovich.

El gran día del Dakar 2018 para el único equipo argentino en camiones puede haber sido este. Justo en la Etapa 11, denominada Súper Fiambalá, Federico Villagra y su tripulación lograron sacarle 41 minutos al Kamaz de Nikolaev, que estaba liderando a gusto la carrera.

Es que tras el WP2 del día, el ruso perdió más de 40 minutos, que se sumaron a los 11 que ya llevaba perdidos. A partir de ahí, el Coyote ya era líder de la general por casi media hora, ya que antes de la etapa la diferencia era de 23 minutos para el europeo.

Luego, fue Villagra el que estuvo parado durante unos 12 minutos y la ventaja se redujo a 37 minutos. Pero en el último tramo, el argentino le sacó un puñado más de segundos para llegar 41 minutos antes que el de Kamaz.

Eso sí, Viazovich que se mantenía cerca, también aceleró en los últimos kilómetros para ganar la especial con un tiempo de 5h14m10s. Así, dejó a Villagra segundo a 1m24s, y a Nikolaev tercero, a 42m15s.

Poco le importa eso al Coyote, que logra subir al primer lugar de la general, donde se establece con una diferencia de 16m07s sobre el último campeón. Si bien faltan todavía tres etapas, las oportunidades del argentino de ganar el Rally Dakar 2018 son muy grandes.