El español Carlos Sainz logró su segundo título de Dakar tras imponerse a lo largo de las dos semanas. Tras los problemas de sus compañeros en Peugeot y de las Toyotas, El Matador demostró que con un ritmo fuerte pero controlado se puede ganar la carrera más difícil del mundo.

La fiabilidad de su 3008 DKR Maxi y la gran experiencia y habilidad de Carlos Sainz se combinaron de la mejor manera a lo largo de este Rally Dakar 2018, donde el español logró su segundo campeonato y se sacó las ganas de triunfar una vez más en la odisea.

En la etapa 14, el triunfó fue para De Villiers, con Peterhansel y Al Attiyah detrás. El qatarí, si bien no pudo darle a Toyota su primer Dakar, se conforma con un segundo lugar. Quedó a la espera de algún fallo en el 4×2 de Sainz. Aún así, la campaña del príncipe es destacable.

Otro que nuevamente queda en posiciones de privilegio es Giniel De Villiers. El sudafricano vuelve a subirse al podio en tercer lugar y demuestra que el paso de los años lo fortalece cada vez más, pese a pelear con un coche inferior al del campeón.

El festejo de Peugeot tras el final de la etapa 14. Foto ASO

Peterhansel, por su parte, pasa debajo del podio, un lugar al que no está acostumbrado, sabiendo que los errores en etapas largas se pagan muy caros. Al igual que sus compañeros De Villiers y Loeb, tendrá que utilizar todo lo malo que le pasó este año para intentar repetir las glorias del pasado y quedar nuevamente en lo más alto.

El 2018 no parece ser el año de MINI. Un comienzo catastrófico en la primera semana mitigó las chances de los alemanes de lograr el título o al menos pelear por él. Lo segundo era el objetivo secundario, que no estuvo ni cerca de ser cumplido.

Finalmente, su mejor resultado es el 5º lugar de Jakub Przygonski, que con el equipo privado Orlean, apoyado por xRaid, le ganó a los nuevos buggys de MINI y a los 4×4 de mayor rendimiento.

En sexto lugar quedó otro coche privado, el 3008 DKR Maxi de Al Qassimi, que finalizó justo por delante del checo Martin Prokop.

El holandés Peter Van Merksteijn entró también en el top 10 al quedar octavo, mientras que los argentinos Sebastian Halpern y Lucio Álvarez finalizaron 9º y 10º, respectivamente. Orlando Terranova, el único local en un equipo oficial, quedó muy atrás, con 19 horas de demora en 20º puesto, con su compañero Hirvonen en MINI justo por delante.

Fotos: ASO.