El Matador se impuso en la séptima jornada de actividad del Rally Dakar 2018, aprovechando también los problemas mecánicos de Peterhansel, que perdió casi dos horas reparando su auto. Así, el español pasa a liderar la general.

Luego del abandono de Sebastien Loeb y las horas perdidas por De Villiers, Peugeot vuelve a sumar problemas en este Dakar 2018. Es que en la carrera más difícil del mundo, nadie está exento de estas situaciones. Ahora es Stephane Peterhansel, Monsieur Dakar, el que tuvo inconvenientes con su 3008 DKR Maxi.

El 13 veces campeón del Rally Dakar rompió el triángulo de la suspensión y los amortiguadores de la parte trasera. Así, estuvo 1h45 parado en medio de la especial y perdió el dominio que llevaba en la carrera. Su compañero, Despres, se detuvo a ayudarlo y pudo continuar.

Por otro lado, Carlos Sainz tuvo una jornada tranquila en la que pudo imponer su ritmo. Así, finalizó primero con un tiempo de 4h49m26s, para aventajar a las Hilux de DE Villiers y Al Attiyah, que finalizaron a 12 y 14 minutos, respectivamente.

Jakub Przygonski y Martin Prokop completaron el top 5, con el argentino Lucio Álvarez detrás. Bernhard Ten Brinke, Al Qassimi, Garafulic y Van Merksteijn también entraron entre los 10 primeros de hoy.

En la general, Sainz lidera con tranquilidad, ya que le lleva 1h11m29s a Nasser Al-Attiyah. De Villiers y Ten Brinke, también del equipo oficial Gazoo, están a más de 1h20m del español.

Foto © ASO