El piloto francés de Yamaha fue el más rápido tras el CP 1 de la etapa 2, que se transformó en la meta final del día tras la suspensión del segundo tramo por inundaciones. Sunderland, ahogó su moto en un río.

Jornada muy complicada, especialmente para las motos, en un nuevo día de competición para los Raiders que están participando del Rally OiLibya en Marruecos. Es que las lluvias de los días previos generaron la crecida de los ríos y repercutieron en el tramo trazado por la organización. Finalmente, los organizadores decidieron recortar la etapa 2 y establecer la meta en el Punto de Control 1.

Con esta suspensión, fue el francés Adrien Van Beveren (Yamaha) quien se impuso con un tiempo de 01h24m18s. Así, dejó en segundo lugar a Adrien Metge (Honda), a 3m32s, y tercero a la española Laia Sanz (KTM), con 3m45s de retraso. El top cinco lo completaron Antoine Meo (KTM) y Joan Pedredo (Sherco).

La nota más sobresaliente del día es, sin duda, el abandono de Sam Sunderland. El piloto oficial de KTM y último campeón del Dakar, sufrió las malas condiciones del terreno y pagó muy caro su intento por cruzar uno de los arroyos crecidos. Así, ahogó su moto y se quedó fuera de carrera.

Sam Sunderland. Foto de Kin Marcin - Red Bull Content Pool

Sam Sunderland. Foto de Kin Marcin – Red Bull Content Pool

Volviendo a los resultados de hoy, Ricky Bravec y Adrien Metge también perdieron unos 4 minutos con respecto al ganador, mientras que el argentino Kevin Benavides finalizó a 7m30s. Su hermano Luciano sufrió un poco más la etapa y quedó a 19m de Van Beveren.

Mañana los pilotos deberán disputar la tercera etapa, que unirá las localidades de Erfoud y Erg Lihoudi. Van a ser 451 kilómetros en total, con 254 de especial. A terminar el tramo, comenzarán la etapa maratón, sin asistencia mecánica, por lo que el cuidado de los vehículos será esencial para continuar con la carrera al otro día.

Foto: Prensa Yamaha